Documento sin título

ARTÍCULO DE REVISIÓN

 

Resultados de la actividad de postgrado en la Facultad de Tecnología de la Salud de Ciudad de La Habana durante el curso académico 2007-2008.


Dra. Alina Izquierdo Cirer I, Lic. Héctor Rodríguez Zayas II, Dra. Daimarys Mendoza Rodríguez III

I Especialista de Segundo Grado en Microbiología. Másteren Parasitología. Profesora auxiliar

II Educación, especialidad Historia. Profesor asistente del Departamento de Humanidades.

III Especialista de Segundo Grado en Microbiología. Másteren Parasitología. Profesora auxiliar

 


RESUMEN


Se exponen los resultados al finalizar las actividades de postgrado en la Facultad de Tecnología de la Salud de Ciudad de La Habana durante el curso 2007-2008. Para este estudio se emplearon métodos de la investigación educativa, teóricos y empíricos. Los teóricos: análisis-síntesis, histórico-lógico, enfoque de sistema, de lo abstracto a lo concreto, inductivo-deductivo y los empíricos: observación, encuestas, entrevistas y análisis de documentos. De los métodos estadísticos descriptivos, se empleó el análisis porcentual. Se obtuvo una relación positiva entre el nivel de expectativas previas al inicio de las actividades y el de satisfacción final, lo cual no significa ausencia de dificultades que atentan contra la calidad de la formación permanente en esta carrera.
Palabras claves: tecnología de la salud, actividades posgraduadas, expectativas y resultados.


ABSTRACT


This curricular design of the post graduated activities for professionals of the Health Care Technology deals with philosophies, epistemological and
methodological aspects. Theoretical methods like analysis-synthesis, inductive- deductive and systemic focus were used for this study. The results allowed to propose the following characteristics for the post graduated curriculum:

  1. To promote independence and creativity through the scientific cooperated investigation taking into account cultural, social and educational diversity of a person.
  2. To be flexible in the temporality, modalities and context of the apprenticeship.
  3. To be scientific and socially pertinent following the principle of interdisciplinary.
  4. To used the information and communication technologies (ICT) with the universalization principle of education.
Key Words: Technology of the Health, Postgraduate Activities, Expectations, Results.

 

INTRODUCCIÓN

Perfeccionar la formación de los graduados de forma tal que puedan identificar los problemas profesionales de su contexto, proyectando y ejecutando acciones que eleven la calidad del egresado, es hoy un imperativo de la Educación Superior Cubana y especialmente de la formación de profesionales de la salud a todo lo largo y ancho de nuestro país. Especial importancia adquiere dicha preparación para los tecnólogos de la salud, en quienes se operan acelerados cambios que responden a las nuevas concepciones del modelo pedagógico surgido en el año 2002 en el sector educacional. La misión universal de los estudios de postgrado se centra en formar recursos humanos al más alto nivel, producir conocimiento científico y tecnológico, responder a la demanda de formación de adultos-profesionales elevando su nivel académico y desempeño como tal, así como contribuir al desarrollo social, cultural y económico de un país. Por la exigente misión que tiene de formar y producir conocimientos, se convierte en el nivel educativo más transformador, necesariamente sistémico, dinámico, integrado, interdisciplinario y comprometido con el desarrollo humano individual y colectivo. Las universidades tienen la función de formar profesionales no solo para el trabajo intelectual complejo, sino también para la creación de conocimientos aplicables a la realidad concreta, desarrollar todas las áreas del saber y de las técnicas humanas, generar escuelas de pensamientos sobre el hombre, la sociedad y su trascendencia. El fortalecimiento en la educación de postgrado como parte de los sistemas educacionales, se inicia a partir de un enfoque contextualizado y una reflexión general de la necesidad de su desarrollo. La simple copia o puesta en práctica de experiencias aisladas no garantiza dar respuestas pertinentes a la problemática educacional de los estudios avanzados de las universidades. Para desarrollar el proceso formativo de postgrado con eficacia y eficiencia se requiere que, el mismo se dirija y administre adecuadamente sobre la base de sus funciones características: planificar, organizar, regular y controlar. La organización de la educación de postgrados se orienta en dos direcciones diferentes pero complementarias:
Educación posgraduada continua o superación profesional. Esta modalidad se refiere a un sistema de actividades de aprendizaje y consolidación profesional como expresión de la creación intelectual. Está controlada institucionalmente y dirigida a los graduados. Como formas de esta modalidad pueden considerarse: los cursos, los talleres, los entrenamientos, seminarios de postgrado, conferencias de especialidad, el debate científico, diplomados y estudios supervisados por profesionales de alta capacitación. La misma implica un desarrollo personal más libre en sus formas pero debe ser considerada como un derecho y un deber de todo egresado. Educación postgraduada formal o formación académica. Esta modalidad se refiere a un sistema de actividades de aprendizaje exigente, regulado a nivel nacional y ejecutado institucionalmente con la debida autorización, otorga un título académico y científico y está orientado con énfasis hacia la creación o producción de conocimientos intelectuales prácticos y humanísticos en el ámbito del pensamiento científico. Como formas de esta modalidad pueden considerarse a las especialidades, maestrías y los estudios doctorales.
La educación posgraduada constituye un sistema que debe estar en función de la pertinencia social y del contexto nacional, por lo que la interacción entre las dos direcciones puede adoptar diferentes características, atendiendo a las exigencias y necesidades universitarias. Las diferentes modalidades de educación avanzada o de postgrado podrán contemplar actividades múltiples, las que deben funcionar con una visión de integración de la docencia, la investigación y la actividad laboral. Como consecuencia de ello, la calidad de las diferentes modalidades de postgrado podrá medirse fundamentalmente por su condición oportuna e impacto social y su relevancia científico-técnica, razón por la cual el trabajo entre los departamentos de postgrado e investigaciones en cualquier institución de educación médica superior, debe estar indisolublemente unido.
De todo ello se deriva la importancia de establecer de manera sistemática un monitoreo a las actividades posgraduadas en la Facultad de Tecnología de la Salud, empleando nuevas estrategias e instrumentos eficaces que midan de forma integral el nivel de correspondencia entre expectativas previas y objetivos alcanzados en las actividades impartidas, como premisa fundamental para el perfeccionamiento del proceso y el logro de la excelencia académica.
Muchas de las soluciones a las polémicas que existen hoy relacionadas con la calidad del proceso de la educación posgraduada para los tecnólogos de la salud en nuestro país y las decisiones prácticas que se asuman en este sentido, dependerán en última instancia de los resultados de los controles e investigaciones que se realicen de manera sistemática a las actividades planificadas.

DESARROLLO


En el curso 2007-2008 se diseñaron y aprobaron en la Facultad de Tecnología de la Salud de Ciudad de La Habana, cuatro diplomados propios de los perfiles técnicos, lo cual constituye un importante logro teniendo en cuenta que en el curso anterior solo se había diseñado y realizado uno de superación profesoral; además se implementaron dos diplomados descentralizados por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (ISCM-H), uno de Dirección en Salud y otro de Morfofisiología. Se desarrollaron 30 actividades posgraduadas de superación profesional con carácter municipal, provincial y nacional. En cuanto al área de formación académica, llegó a su etapa final, la primera edición de la maestría propia Procederes Fisioterapéuticos en Rehabilitación Neurológica y Cardiovascular así como concluyó el diseño de la maestría Patología de la Comunicación Humana que tendrá un importante impacto en los profesionales de la Logopedia y Foniatría una vez aprobada por las instancias correspondientes.
Se intensificaron en este curso, los controles a las actividades posgraduadas, y se aplicaron encuestas de satisfacción a los cursantes; del análisis de los instrumentos aplicados al final de las actividades escogidas para el estudio y teniendo en cuenta las estrategias de trabajo diseñadas y aplicadas por el Departamento de postgrado de la Facultad de Tecnología de la Salud en el curso 2007-2008, se lograron resultados de importancia para el mejoramiento de la superación de los licenciados en Tecnología de la Salud y para el desarrollo consecuente de capacidades que posibiliten alcanzar en ellos un nivel cualitativamente superior desde el punto de vista profesional, científico y humano. Expectativas de los educandos ante las actividades posgraduadas ofertadas:

  1. Incrementar los conocimientos en pedagogía.
  2. Mejorar el trabajo docente-metodológico.
  3. Adquirir herramientas para el desempeño laboral.
  4. Intercambiar con profesionales de alto nivel científico.
  5. Profundizar en las investigaciones pedagógicas. Incrementar de cierta manera la cultura y desarrollo personal.
  6. Ser mejor académico, humanístico y como docente.
  7. Poder brindar una mejor atención tanto a pacientes como alumnos
  8. Elevar el nivel científico y profesional. Claustro docente con calidad
  9. Cooperación de todo el colectivo. Respetar las opiniones.
  10. Desarrollar habilidades comunicativas. Crecer como ser humano.
  11. Capacidad para elaborar instrumentos evaluativos de calidad pedagógica.
  12. Intercambiar con otros cursantes.
  13. Incrementar el currículo.
  14. Aprender a aprender. Que el curso este bueno y tenga rigor.
  15. Conocer el estado actual de la temática a nivel nacional e internacional

Como muestran los anexos, un gran número de encuestados, manifestaron que se cumplieron las expectativas con que comenzaron la actividad postgraduada, aunque no fue unánime como debemos aspirar con vistas a alcanzar la excelencia académica que exige la nueva universidad del siglo XXI. En otro orden, es notable la existencia de un criterio mayoritario en cuanto a la adecuada preparación pedagógica y actualización de los profesores, aunque se recomienda presentar relatorías más sintéticas y no hacer intervenciones reiterativas en algunos casos que restan lucidez al discurso científico- pedagógico. Este aspecto consideramos que posee una extraordinaria importancia pues de él depende, en gran medida, la calidad final de la actividad posgraduada.

En relación con la organización del proceso docente, debemos resaltar que de forma general, las opiniones vertidas fueron satisfactorias, pero con mayor

énfasis en los talleres y entrenamientos, no así en los diplomados, que aunque muchos expresaron criterios favorables, aún persisten dificultades en la eficiente integración de los cursos y docentes que componen esta actividad, lo cual atenta contra la calidad final del producto ofertado. El proceso organizativo intrínseco liderado por el Comité Académico y asesorado por el departamento de postgrado, debe funcionar sin errores, teniendo en cuenta los objetivos específicos propuestos en cada curso que en última instancia, tributan al objetivo general del diplomado. Esta forma de superación, por sus características particulares, permite dar una respuesta rápida a las demandas educativas existentes para los egresados y además constituye el cimiento fundamental para el máximo desempeño profesional en cualquier puesto de trabajo.
En sentido general las encuestas reflejaron que hubo una buena utilización de los medios de enseñanza aunque fundamentalmente en los diplomados, se hace énfasis en emplear más las computadoras en trabajos por equipos, lo cual en algunos casos no fue posible por la escasez de estos importantes recursos. En cuanto al tema de la bibliografía disponible para los educandos, sigue siendo una problemática importante para el postgrado, es conveniente y así lo expresan gran parte de los encuestados, que se proporcione mayor cantidad de materiales impresos y digitalizados de actualidad, así como guías orientadoras de los contenidos, todo esto como complemento de los documentos y presentaciones que en su clase el profesor les facilite, ya que la educación de postgrado es una actividad donde eminentemente se enseña a aprender, a adquirir capacidades investigativas, técnicas y humanísticas y para la cual los educandos deben contar con todos los recursos para lograrlo. La mayoría de los egresados coincidieron en que les fue de gran utilidad lo aprendido en las actividades posgraduadas recibidas, sin embargo, sí persisten inconformidades con respecto a la asistencia y puntualidad de muchos de los educandos, reflejando las encuestas que se debe prestar más atención a este aspecto por parte de los docentes paralelo a un mayor compromiso de estudio individual por parte de los cursantes o diplomantes.
En el rubro correspondiente al nivel de satisfacción con la actividad postgraduada, corroboramos que con respecto a los talleres y entrenamientos, existe un buen criterio, no tanto así con los diplomados, donde fluctúan los puntos de la escala de evaluación aplicada, lo cual demuestra que se debe intensificar más el trabajo de los comités académicos y de los claustros de profesores para garantizar el cumplimiento de los objetivos propuestos en el programa y contribuir así a un mejor desempeño de los egresados, lo cual redundará en una mayor calidad de la asistencia que brindan. Una de las sugerencias realizadas para elevar la puntuación de este importante aspecto, está dada en la planificación y ejecución de dinámicas grupales que generen mayor participación de los educandos con sus propias experiencias y hagan de la actividad, un proceso interesante, dinámico, productivo y contextualizado, todo a partir del logro de una mayor empatía profesor-educando.
Un reclamo generalizado continúa siendo la mayor participación de especialistas de centros de gran prestigio científico-académico en estrecha relación con los docentes de la facultad. En otro sentido se mostró que una cantidad nada despreciable de graduados universitarios, aún no poseen amplios conocimientos sobre la educación permanente, lo cual limita las oportunidades de acceder a las diferentes modalidades de la superación profesional.

Por último, se corroboró que aún es limitado el número de actividades posgraduadas tanto recibidas como impartidas teniendo en cuenta el nivel de excelencia que requiere nuestro sistema nacional de salud. El desarrollo con calidad de las formas tan diversas y específicas de la Educación Postgraduada en Tecnología de la Salud, es una necesidad impostergable para alcanzar la más alta competencia, desempeño profesional y avanzadas capacidades en los egresados de esta carrera de ciencias médicas y a la vez, para contribuir con las profundas transformaciones que están ocurriendo en el contexto sanitario actual en nuestro país, en las cuales, los tecnólogos ocupan un espacio esencial.
Por todo lo anteriormente explicado, nuestra facultad ha concebido un conjunto de estrategias proyectadas a corto, mediano y largo plazo, encaminadas a desarrollar la educación posgraduada en este importante ámbito, ellas pueden ser resumidas en los siguientes objetivos:
  1. Perfeccionar la superación pedagógica, metodológica, investigativa y técnica de los directivos, docentes vinculados a la carrera y los egresados como vía fundamental para el perfeccionamiento continuo del proceso de formación de los tecnólogos de la salud.
  2. Garantizar la máxima calidad de las actividades posgraduadas impartidas a través de la implementación de nuevos mecanismos de control.
  3. Diseñar e implementar con agilidad un número cada vez mayor de actividades posgraduadas para satisfacer la continuidad de estudios de los nuevos profesionales que se incorporan al sector como licenciados en los diferentes perfiles, así como a aquellos no formados por el sistema que se desempeñan en nuestras instituciones.
  4. Invitar de forma sistemática a profesores de reconocido prestigio en las diferentes áreas de las ciencias médicas o de centros de gran impacto científico o académico, para elevar la calidad de las propuestas posgraduadas.

ANEXOS
Cuadro 1. Resultados de las encuestas a los egresados de los diplomados.

 





Copyright (c) 2011 Revista Cubana de Tecnología de la Salud

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.